Opinión

Doña Ivonne Haza

• Bookmarks: 3


Por: Luis Córdova

Luis Córdova
Luis Córdova

Ahora, que tanta falta nos hacen figuras del arte clásico, la cultura dominicana pierde a la diva canto lírico. Se enlutó la cultura, que ya venía triste.

Doña Ivonne deja un legado en la arte dominicano del cual la familia tuvo, nos consta, temprana conciencia. Prohijó grandes talentos que hoy le rinden tributo, supo remar contracorrientes en un país que nos sumerge en mares de ignorancia: insufló esperanzas y su vida marcó rutas a quienes encuentran en lo clásico una razón para existir.

Queda su voz eternizada en las grabaciones, queda la memoria de sus presentaciones y queda un libro que atesoramos y que recoge sus más de cincuenta años en los escenarios como solista de arias, sinfonías, óperas, operetas, conciertos, festivales, cantatas, fantasías corales, réquiem, poemas sinfónicos, aquí o en el extranjero, en español lo mismo que italiano, inglés o francés.

En un gesto de altruismo supo compartir sus experiencias y conocimientos, esparcir semillas con la esperanza de que germinara un nuevo talento, revelaba las técnicas aprendidas en el italiano Conservatorio de Música Santa Cecilia.

Ha partido. El pueblo la recordará en la magistral interpretación del Himno Nacional, donde su voz, como siempre, sobresale y sobrecoge.

Se enlutó la cultura, que ya venía triste.

3 recommended
comments icon0 comentarios
0 notes
51 views
bookmark icon

Write a comment...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.