Emely y Fernelis, dos tragedias similares con 19 días de diferencia

Por Andres Bonilla, en Noticias de .

Rep. Dom.- La sociedad dominicana no se repone del horrendo asesinato del adolescente Fernelis Carrión, de 16 años de edad, cuando la desaparición de Emely Peguero, también de 16 años y embarazada, vuelve a tocar las fibras más sensibles de este pueblo.

Según confesó a las autoridades el exnovio Emely, Marlon Martínez, él asesinó a la menor.

Con estas tragedias, agosto se despide dejando una gran consternación entre los dominicanos. Fernelis despareció el 4 y Emely el 23.

Las dos tragedias tienen similitudes. Dos adolescente de la misma edad que vieron truncar sus sueños. El de Fernelis de ser bailarín, él cursaba el segundo de bachillerato; y el de Emely, de tercero de bachillerato, de ser abogada y madre, porque aquí también fue asesinado el bebé de cinco meses que llevaba en su vientre. Pese a su corta edad tenía un noviazgo de 4 años con su presunto agresor.

Otras semejanzas entre estos crímenes, el primero ocurrido en Santo Domingo Este y el segundo en Cenoví, provincia Duarte, son las relaciones sexuales entre menores de edad (las víctimas) y adultos, “poderosos”, en términos económicos y de influencia, según las denuncias de los parientes de estos.

En el caso de Fernelis se dijo que tenía unos tres años con una relación sexual con el sacerdote Elvis Taveras, acusado de matarlo a martillazos y cuchilladas, en la casa parroquial de la iglesia Santa Cecilia y lanzar su cadáver a unos matorrales. El detonante aquí habría sido razones económicas, porque la víctima supuestamente reclamaba al religioso el pago de una alta suma de dinero.

En cuanto al asesinato y desaparición de Emely, las investigaciones están en curso, pero la denuncia de los padres es que el móvil fue para que su hija abortara.

El cadáver está siendo buscado en el vertedero de San Francisco de Macorís y otras zonas, en un esfuerzo en vano al que se ha sumado una comunidad (Cenoví), que se muestra impotente, angustiada y con una sed de venganza que puso en riesgo la vida de Marlon Martínez, cuando una multitud trató de hacer justicia con sus manos, en momento en que este fue llevado al vertedero a mostrarle a las autoridades donde supuestamente había tirado el cuerpo de la jovencita.

Fuente