Opinión

Lo que nos impide crecer

• Bookmarks: 21


Por Editorial Semanario Católico Camino.

No actuar frente a las inconductas que vemos a diario en nuestro país nos ha hecho mucho daño como nación y ha sido una de las causas principales de que hoy tengamos una institucionalidad tan frágil. La falta de consecuencias para los que infringen la ley ha motivado que a través de los años sigamos viendo acciones incompatibles con la ética, cometidas por ciudadanos de distintos niveles sociales.

En la clase política hemos visto que por años muchos de sus miembros que han fallado en el ejercicio de sus funciones encuentran en sus organizaciones a defensores que olvidan que la ley debe estar por encima de la amistad y de la filiación partidaria. Lo mal hecho debe ser sancionado.

A nivel familiar, encontramos hombres violentos que terminan convirtiendo el hogar en un infierno, agrediendo a la madre, hijos y todo el que encuentren a su alrededor, es que para estos verdugos, que ya daban muestra de ser capaces de cometer una barbarie, no hubo consecuencia a tiempo que impidieran otros hechos más horrendos.

También, las calles, autopistas y carreteras son escenarios en donde la falta de consecuencias para los violadores de las leyes de tránsito nos está llevando a ocupar uno de los primeros lugares en el mundo de muertes por accidentes de tránsito. Ya es casi una pandemia.

Esperamos que en este 2022 tomemos todas las medidas necesarias para evitar el irrespeto a las leyes. Que la impunidad y complicidad no encuentren cabida en la sociedad dominicana. Todos podemos contribuir a cambiar esta historia. Ya es tiempo de pasar de la indignación, a la acción.

21 recommended
162 views
bookmark icon