Los Marineros necesitan al mejor Félix Hernández

Por Redacción, en Deportes de .

Olvídese de que los Marineros de Seattle tengan la sequía más larga sin clasificarse a los playoffs o de que su gerente general no se aburre de hacer cambios, el gran interrogante gira en torno a su as.

Félix Hernández sigue como el líder indiscutible de la rotación, pero el venezolano afronta una situación inusitada rumbo a su 13ra campaña en Grandes Ligas: abundan las dudas sobre su actual nivel.

“Parece que es así”, dijo Hernández, quien en abril cumplirá los 31 años. “No entiendo por qué. Aún sigo aquí”.

El serpentinero viene del que fue el peor año de su carrera. Hernández se perdió seis semanas la pasada temporada por una lesión en la pantorrilla derecha, la primera vez que estuvo en la lista de lesionados desde 2008.

Sus 25 aperturas y 153 innings y un tercio lanzados resultaron ser las cifras más pobres desde su debut en agosto de 2005. Más alarmante fue el declive en la velocidad de su recta, que promedió las 90.54 millas por hora en 2016, luego que en el año previo anduvo en las 92.1.

“Tengo que probarle a la gente que están equivocados”, afirmó.

Y para evidenciar que sus mejores años no pertenecen el pasado se metió al gimnasio para entrenar a fondo.

Durante el invierno, el “Rey Félix” adelantó su rutina de acondicionamiento físico, añadiendo 17 libras de músculo. También disfrutó con su familia al llevarles de safari en Sudáfrica.

“Félix se ve muy bien”, sintetizó el manager Scott Servais, confirmándole como el abridor por décima oportunidad del juego inaugural, el 3 de abril en Houston. “Viene con todo”.

BASTA DE ESPERAR

Un repunte de Hernández sería esencial para un equipo que terminó la pasada campaña con marca de 86-75, quedándose fuera de los playoffs por muy poco.

No es que los Marineros no lo están intentando, con una inversión de 572 millones asignada a los contratos de Hernández, Robinson Canó, Nelson Cruz y Kyle Seager, los integrantes de su núcleo principal.

“Siento que estamos cerca”, señaló Canó, el segunda base dominicano que viene de una temporada en la que fijó un tope personal con sus 39 jonrones. “Son 162 juegos y muchas cosas pueden pasar. A veces no tienes que ser el mejor equipo. Todo puede alinearse a tu favor. Perdimos 30 juegos el año pasado por una carrera. Somos un equipo hambriento por ganar, incluyéndome. Yo no me he preparado para jugar solo 162 partidos, me estoy preparando para jugar en los playoffs”.

CARRUSEL DE CAMBIOS

Jerry Dipoto lleva 18 meses como gerente de los Marineros. Completó 12 canjes en el primer receso de invierno y suma 14 en el último. Apenas sobreviven siete jugadores del roster de 40 que heredó cuando asumió en septiembre de 2015.

La estrategia busca depurar las piezas secundarias del roster sin tener que recurrir a la agencia libre, evitándose incrementar una nómina que tiene comprometidos 150 millones en salarios para 2017.

Los cambios han sido de toda clase, inclusive con un jugador que formó parte del equipo si acaso una hora. Fue el jardinro Mallex Smith, quien llegó procedente de Atlanta para ser enviado de inmediato a Tampa Bay por el abridor zurdo Drew Smyly.

Pero el más significativo fue el que pactaron con Arizona para adquirir al torpedero dominicano Jean Segura, el líder de hits de la Liga Nacional la pasada temporada con 203. También añadieron al infielder Danny Valencia, al jardineros Jarrod Dyson, al receptor Carlos Ruiz y al abridor Yovani Gallardo.

LAS PROMESAS

Mitch Haninger fue una pieza secundaria en la transacción por Segura, pero el novato se perfila como titular en el jardín derecho. Bateó para .321 con 25 jonrones en las menores la pasada temporada.

El otro prospecto de impacto en el horizonte es el jardinero Tyler O’Neill. Empezará en Triple-A, pero no sorprendería que pronto encuentre espacio en el camerino del Safeco Field.

LO QUE PUEDE SALIR MAL

El rumbo del equipo dependerá del rendimiento de una rotación conformada por Hernández, Hisashi Iwakuma, James Paxton, Smyly y Gallardo, en ese orden. El mexicano Gallardo es otro pitcher que viene de un año para el olvido, el primero desde 2008 en el que no pudo alcanzar al menos las 30 aperturas y su efectividad de 5.42 fue la más alta de su carrera. ¿Será Paxton un tercer abridor con garantías? Dio señales alentadoras con su efectividad de 3.19 en sus últimas 11 salidas.

A diferencia de años previos, no tendrán que improvisar sobre la marcha con su bullpen. El puertorriqueño Edwin Díaz (18 salvados en 21 oportunidades a partir de agosto) se apoderó del puesto de cerrador. Confían que Marc Rzepczynski sea su especialista zurdo, además que Nick Vincent, Dan Altavilla y Shae Simmons se encargarán de las tareas en el séptimo y octavo innings.

FUENTE