Opinión

Medicina, por el amor de Dios…

• Bookmarks: 5


Por Luis Córdova.
Los muertos económicos no salen en la estadística. Aunque por tradición dudamos de los números en todas sus magnitudes, las razones huelgan decirlas de este renglón necrológico.
Todo lo que respecta a la salud es un misterio. Los seguros médicos, con la inaccesibilidad desmotivan el uso en muchos impacientes enfermos; la ingeniería de temas de las Administradoras de Riesgos de Salud hacen inentendible, para el dominicano de a pies, la comprensión de sus derechos y de paso… lo de las AFP es un arcano donde rentabilidad y justicia recrean una suerte de aquella “danza de los millones”.
Se suman las farmacias, con “sus descuentos” y el incentivo a que se pague en efectivo; la realidad pasmosa en que cadenas foráneas se tragan boticas tradicionales y observar impotentes la práctica habitual de que el cliente asegurado tenga que saberse mendigo para acceder a algo por lo que ya ha pagado.
Los de “medicamentos de alto costo” vienen siendo un eufemismo (¡Qué medicina no lo es!), una trágica metáfora, que arrastra a la muerte a quienes no pueden pagar. ¿Existe algo de piedad más allá del negocio? Medicina, por el amor de Dios…
5 recommended
comments icon0 comentarios
0 notes
34 views
bookmark icon

Write a comment...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.