Destacadas

Murió Henry Kissinger, un gran estadista

• Bookmarks: 33


Brillante, incisivo e implacablemente ambicioso, Henry Kissinger reinó sobre la política exterior de Estados Unidos posterior a la Segunda Guerra Mundial. El hombre que marcó como nadie el curso moderno de las relaciones del mundo con China murió el miércoles a la edad de 100 años.

Como secretario de Estado de los presidentes Richard Nixon y Gerald Ford, Kissinger fue un maestro de la estrategia cuyos dones intelectuales fueron reconocidos incluso por sus principales críticos, que sin embargo le culparon de menospreciar los derechos humanos y la democracia en la Guerra de Vietnam y otros escenarios.

Reconocido por su hablar agudo e ingenioso, siempre con un toque de su originario acento alemán, y por sus gruesos lentes, Kissinger fue considerado el epítome del poder internacional, una imagen que capitalizó como consultor décadas después de haber dejado el gobierno.

Kissinger murió el miércoles en su residencia en Connecticut, indicó un comunicado de su firma de consultoría. Tenía 100 años de edad.

El nombre de Kissinger es comúnmente asociado con la “realpolitik”, la diplomacia basada en el poder y la practicidad.

Alabando su fría perspectiva que buscaba siempre imponer los intereses estadounidenses, sus admiradores le compararon con grandes hombres de Estado de la historia.

Pero para muchos, especialmente en la izquierda, Kissinger era considerado un criminal de guerra que nunca fue juzgado por su papel, entre otros, en la expansión de la Guerra de Vietnam y el apoyo al golpe militar en Chile en 1973.

– Serie de eventos afortunados –

Bautizado como Heinz Alfred Kissinger, nació de una familia judía en Fuerth, Alemania, el 27 de mayo de 1923. Huyó del régimen nazi en 1938 con su padre, un maestro de escuela, su madre y un hermano menor. Se instalaron en Nueva York.

“Pensé que sería contador”, dijo a USA Today en 1985. “Nunca pensé que enseñaría en Harvard. No era mi sueño convertirme en secretario de Estado”.

“No me pudo ocurrir una serie de eventos más afortunada”.

Trabajó en una fábrica de brochas de afeitar mientras estudiaba bachillerato de noche.

33 recommended
83 views
bookmark icon