Opinión

Pensemos en ellos

• Bookmarks: 153


Editorial Periódico Camino

La juventud es un tiempo lleno de esperanzas y sueños, alimentados por las hermosas realidades que enriquecen nuestras vidas. Este pensamiento del Papa Francisco con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud parece no encontrar espacios en un importante segmento de la juventud dominicana.

 

A diario vemos muchachos que en sus rostros reflejan la angustia, el escape, el vacío existencial y el desprecio por la vida, han caído en una especie de limbo. Para ellos el futuro esperanzador no existe, ya que tienen un presente lleno de oscuridad. El miedo, depresión y desesperación están a su lado llevándolos a perder el amor por la vida.

 

Se sienten como encerrados en una prisión oscura, incapaces de ver los rayos del sol. Esto queda dramáticamente demostrado por el alto número de suicidios entre los jóvenes de varios países, como expresa el Sucesor de Pedro.

 

La sociedad dominicana no puede continuar de espalda ante estos hechos. Es el momento de poner en práctica acciones concretas en favor de nuestros muchachos y muchachas.

 

Hay que fomentar una educación de calidad, abrir oportunidades de empleos dignos para ellos. Cuántos egresados de nuestras universidades perdieron la esperanza de permanecer en el país, y ven como única salida emigrar, y así ver realizados sus sueños de encontrar una vida mejor.

 

El Papa nos recuerda: Los jóvenes son realmente la esperanza gozosa de una Iglesia, y de una humanidad siempre en movimiento. ¿Qué estamos haciendo para que sea así?

153 recommended
169 views
bookmark icon