Destacadas

Revisen esa ley

• Bookmarks: 136


Editorial periódico Camino.

 

 

Clama al cielo la cantidad de miles de pesos que otorga el Estado a los Partidos, Movimientos y Agrupaciones Políticas para realizar sus actividades proselitistas. Esta carga es muy pesada para un pueblo con tantas carencias esenciales, sobre todo en los sectores marginados. Hay que revisar esta Ley, si de verdad los que la sustentan aman a este pueblo.

 

 

Ver que en los últimos 26 años estas entidades políticas han recibido 25 mil millones de pesos, contrasta con la deuda social que por décadas venimos arrastrando, y que las comunidades esperan ver el saldo de ellas, con menor desempleo, construcción de caminos y carreteras en las zonas más apartadas de las ciudades, construcción de nuevos politécnicos y otras obras que vayan en beneficio de los empobrecidos.

 

 

Debemos comprender que somos un país en vía de desarrollo, y que debemos ajustarnos a nuestra realidad económica. Tenemos que fortalecer la democracia, pero eso no se consigue solo con dinero. ¿Los recursos otorgados a los partidos han mejorado la formación de sus líderes y militantes?

 

 

En muchos casos, la tanta bonanza lo que ha hecho es alimentar el clientelismo, y motivar a muchos a crear partidos y movimientos como si fueran tiendas, y sin ninguna diferencia esencial de los ya establecidos.

 

 

Es el momento de que se busquen otras fuentes sanas para el sostenimiento de las entidades políticas, y que haya una mejor distribución de los fondos del Estado, acorde a nuestras necesidades como país, y que parte de estos recursos sean utilizados para crear la base de un país donde el pan y la alegría sean un patrimonio de todos.

 

 

 

 

 

136 recommended
159 views
bookmark icon